domingo, 26 de enero de 2014

LA TARTA MALETA

Hola de nuevo a tod@s! Un fin de semana más, estoy aquí para enseñaros mi última tarta. Esta vez ha sido para la hija de una compañera de trabajo que cumple 18 años y tiene muchos sueños por cumplir....

La mamá, totalmente emocionada con los preparativos de la fiesta, me pidió un montón de cosas para la tarta:
Quería que apareciera la Universidad de Valencia, dos libros, uno de Física y otro de Química, un cartel que pusiera "I have a dream", una maleta, las banderas de EEUU y Reino Unido y un coche Volswagen Beetle de color azul descapotable.... Uf! casi nada.......


La madre entusiasmada y yo que enseguida me emociono con las tartas, pues bueno, éste ha sido el resultado. Creo que ha quedado bastante bien y a su destinataria le ha encantado pero la verdad es que se me ha ido un poco de las manos.... En un principio el encargo era para unas 20 raciones, pero al final han resultado bastantes más.... unas 40.... ;)


Todo es tarta menos el coche, que luego os explico cómo lo he hecho.
El bizcocho es de naranja y el relleno de crema de Nutella. Todo el fondant es de vainilla, excepto en la maleta que he usado fondant de vainilla (color rosa) y fondant de chocolate (color marrón)


Cada libro ya es una tarta por sí solo, para que os hagáis una idea, cada uno medía 20x12x7, igual que el edificio de la Universitat de València, que equivale a un bizcocho redondo de unos 10 cms. La maleta también era bastante grande, así que he necesitado una base de 45x45.

 

Y como antes os he prometido hablar del coche, veamos el Volswagen Beetle descapotable azul.... No sabía ni cómo lo iba a hacer, estuve mirando imágenes en la página web de la Volswagen y cuanto más miraba, más dudas tenía... sobre todo porque nunca he hecho un coche en 3D.

Después de darle unas cuantas vueltas, decidí hacerlo con arroz inflado  (RKT) y nubes de algodón. Utilicé un molde de plástico rectangular para hacer la estructura y antes de que se secara le he ido dando volúmen. Después dejé enfriar en la nevera un ratito y lo cubrí con buttercream para redonderar y evitar que se note  el arroz inflado, otro ratito en la nevera y listo para cubrir con fondant.

Cuando lo acabé, me quedé sorprendida de lo bien que me había quedado y la satisfacción fue tal que me he enamorado un poco de éste modelo y eso que a mí no me gustan los descapotables, jeje.



Pues esto ha sido todo por hoy, así que os invito a que me visitéis la semana próxima porque os voy a enseñar otra tarta espectacular.
Saludos y un dulce abrazo.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal